Mi reina

Sentir que la memoria ha caducado,
que no hay recuerdos bellos previos a ti.
Una manifestación de sentires renovados,
renacido ese mismo día en que te conocí.

Haces tu aparición en la escena de mi vida,
asumiendo, sin saberlo, el rol protagonista;
desplegando radiante resplandor de estrellas,
impetuosamente suave, mágicamente bella.

A sabiendas que el amor tiene único dueño:
aquel, que se lanza en pos de ese sueño
de adoración sublime como única premisa,
para quien haya obrado el singular milagro
de despertar a un pobre corazón de su letargo
con el mágico beso del brillo de su sonrisa.

Sentir que la cordura es solo poesía,
que sólo hay vida a partir de tu vida,
hasta el fin de los tiempos te he de seguir…
¡Renacido ese dulce día en que te conocí!

Cómo habría de hallar en otra tu boca y tu pelo,
cómo habría de hallarlos si así no lo quiero…
¡Irreverente Blasfemia,
si adorara una dulzura ajena a tu miel!
Por siempre he de ser tu caballero fiel,
y tú… ¡Mi Reina!

Anuncios
Publicado en Poesía. 1 Comment »

Una respuesta to “Mi reina”

  1. maltus Says:

    ¿Va por mí?

    ;D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: