Denuncia la ley que restringe la libertad religiosa en Cataluña

El proyecto de ley llegará al Parlamento catalán la próxima semana. Esun verdadero atentado a la libertad de expresión, culto y religión: prohíbe celebrar Misa y reunirse para hablar de religión sin una licencia municipal. La diputada Glòria Renom hace un llamamiento a la defensa de los derechos de los cristianos y de las demás religiones.

La nueva “Ley de regulación de centros de culto y de reunión con finalidades religiosas” entrará en el Parlamento catalán la semana próxima, presentada por el vicepresidente del gobierno autonómico, José Luis Carod Rovira. Según la parlamentaria catalana, se trata de una “ley muy intervencionista que afecta de lleno a la Iglesia Católica y que tiene carácter retroactivo, ya que no se podrá celebrar misa ni reunirse para hablar de religión sin una licencia municipal, ni en la ermita más pequeña ni en la mayor catedral”.

El tripartito suma un nuevo proyecto a su evidente lacismoEl anteproyecto de Ley establece que para reunirse en un local ‘con fines religiosos’, el local necesitará una licencia. Y la licencia, la dará (o quitará) el ayuntamiento. Y esta licencia el ayuntamiento puede retirarla cuando quiera y a quien quiera.

Una vez aprobada esta ley cualquier alcalde puede cerrar cualquier parroquia por no disponer de licencia para realizar actividades religiosas. En Cataluña no se podrá abrir ninguna otra parroquia si el poder político no lo quiere. Más aún el poder político puede cerrar todas las parroquias que quiera no dándoles o no renovándoles la licencia. Pero las implicaciones no acaban aquí. Si una parroquia quiere tener licencia o quiere mantenerla o quiere renovarla el párroco no tendrá más remedio que someterse a las directrices ideológicas y morales señaladas por el poder político.

Pero aún más hay más, esta ley implica que la simple reunión en la calle, en un parque o en el campo para cantar canciones religiosas o para rezar o para realizar romerías o procesiones es un delito si no se dispone de la pertinente licencia para realizar esa actividad religiosa.

El anteproyecto de ley establece que para que un ayuntamiento permita una actividad religiosa el ayuntamiento tendrá en cuenta el criterio de ‘proporcionalidad con la población del termino municipal’.

¿Qué significa esto? Que no se darán licencias o que se quitarán licencias en municipios que no tengan un segmento significativo de fieles con respecto a la población de ese municipio que justifique el desempeño de dicha actividad. Por este criterio muchísimas parroquias pueden ser cerradas en cuanto se publique la ley en el Boletín de la Generalidad. Incluso grandes centros de culto como el Monasterio de Montserrat y el Monasterio de Poblet podrían ser cerrados.

¿Qué significa todo esto? Que en Cataluña la persecución abierta contra el cristianismo y los cristianos está apunto de empezar otra vez.

Este anteproyecto de Ley ha sido elaborado por la Dirección de Asuntos Religiosos de la Generalidad de Cataluña, que en última instancia depende de la vicepresidencia de Josep Lluís Carod-Rovira (de ERC).

Por ello, añade la diputada Renom, le gustaría contar con la opinión de asociaciones y grupos que puedan aportar argumentos a su intervención parlamentaria en defensa de la libertad de culto y de religión, y para “poder lograr justicia para nuestra Iglesia”.

Fuente [+]

Anuncios