¿El fin de las tarifas planas está cerca?

Amplify’d from alt1040.com

Internet más caro y sin tarifa plana para mantener las inversiones de las operadoras

Recientemente se ha hecho público un estudio sobre el presente y el futuro que podremos vivir en el desarrollo de Internet a nivel de tráfico y posible congestión de la red. Dicho estudio ha sido realizado por ATKearney a petición de France Telecom, Telecom Italia, Telefónica y Deutsche Telekom. En él se analizan la situación que habrá dentro de pocos años a nivel de inversiones para la conservación y creación de nuevas infraestructuras. Ignacio del Castillo hace un análisis muy profundo e interesante del estudio que podemos leer en este documento (DOC).

ethernetcable Internet más caro y sin tarifa plana para mantener las inversiones de las operadoras

Las conclusiones a las que llegan en ATKearney indican que el aumento del tráfico crecerá en torno al 35% por año en las redes de datos por cable mientras que el tráfico de datos móvil lo hará en un 74% anual. Esto hace que analizando las actuales inversiones que tienen las operadoras para mejorar la infraestructura y haciendo una estimación de las que habrá hasta 2014 se genere un déficit de hasta diez mil millones.

Este estudio, que está centrado en el desarrollo de Internet en Europa vaticina que esta situación sería insostenible y de no tomarse medidas la calidad del servicio podría verse muy perjudicada. Proponen cuatro medidas y las cuatro son muy polémicas.

  • Cambiar el modelo de cobro de las tarifas planas por el de volumen de datos consumido, por tipo de tráfico o por tramos horarios
  • Acuerdos económicos con proveedores de contenidos, haciendo que los servicios que generen más tráfico paguen más
  • Creación de servicios premium que den prioridad a determinado servicio sobre el resto
  • Aumento del precio de la banda ancha fija en un 20% y en un 40% en la móvil

Además según este estudio para alcanzar la sostenibilidad en las infraestructuras sin que la calidad se degrade se tendría que aplicar una combinación de estas propuestas y no bastaría con aplicar una sola de ellas.

Hay dos o tres cosas en este estudio que me dan algo de miedo, por un lado sin lugar a duda está en que se cargarían la neutralidad de la red de un plumazo si llegan a acuerdos con proveedores de contenidos para dar prioridad a determinados servicios. Afortunadamente desde la Unión Europea hasta ahora intentan salvaguardar la neutralidad, pero no sabemos si esto se mantendrá firme mientras todas las operadoras europeas presionan para cambiar las reglas del juego.

Por otro lado, este estudio se realiza en el marco de la Unión Europea y son muchas las realidades que podemos tener. Si bien en algunos países son más comunes encontrar ofertas que no son tarifas planas en otros países como España la amplia mayoría de la oferta se basa en tarifas planas. Además de esto, el precio de la banda ancha en nuestro país no es el mismo que podemos encontrar en otros países del viejo continente. Por ello, el aumento de la banda ancha no sería justo si se aplicase de la misma forma en todos los países de Europa.

Dejando de lado un posible cambio en la forma de facturar al cliente o un aumento del precio, lo más preocupante es sin duda la creación de contenidos premium y los acuerdos con proveedores de contenidos, por un lado porque como se viene diciendo en el debate de la neutralidad de la red se comenzaría a discriminar peligrosamente tipos de tráfico que llevarían a la creación de dos Internet. Mientras que el acuerdo con proveedores de contenidos, podría llevar de forma encubierta a relaciones contractuales en los que además de firmar un número determinado de tráfico se pueda firmar una priorización de sus servicios sobre otros.

En definitiva, son conclusiones que saco a raíz de este estudio el cual viene motivado por un aumento exponencial del tráfico en Internet que no ha venido acompañado de una rebaja en el precio del GB que pagan las operadoras al intercambiar el tráfico entre ellas y con los operadores intermedios. Lo cual demuestra, de nuevo, que muchos mercados siguen sin avanzar al mismo ritmo que la realidad.

Read more at alt1040.com

 

Anuncios

“4 Gatos”

Fuente [+]

Sí Enrique es posible que seamos 4 gatos… puede ser… que lo hagan, yo creo que a esos 4 gatos que se refieren, puede que le den una sorpresa en las urnas.

Creo que el ejercicio de hipocresía que está realizando el Partido Popular en estos últimos días es tan completo que probablemente se pongan “cachas”.
Y con esto no me refiero únicamente a la ley Sinde, si no a todos los temas que se están abordando en este país…
En fin, espero que las urnas hablen, espero que toda la gente que se queja tanto en foros, redes sociales y blogs, les demuestren a nuestros políticos que son una vergüenza y aprendan que no somos marionetas con las que pueden hacer y deshacer a su antojo.

Cuatro gatos. Esa, con esas mismas palabras, es la teoría que el Partido Popular, siguiendo los postulados de Jose María Lassalle, ha asumido con respecto a las voces críticas con la “ley Sinde” en Internet: son cuatro gatos.

Me cuentan fuentes internas que según los “sesudos estudios” de Lassalle, convertido en asesor, delfín y mano derecha de Mariano Rajoy, la web social provoca un intenso efecto de amplificación que oculta el hecho de que, en realidad, las voces críticas provienen de cuatro gatos mal contados. Ruidosos, pero cuatro gatos. Algo que un partido político serio no tiene que tener en cuenta, porque cuantitativamente, a la hora de reflejarse en encuestas, en votos o en presencia, resulta completamente irrelevante. Un coste político perfectamente asumible, y más en un momento en que todas las encuestas parecen sonreír.

Mucho Twitter, mucho Facebook, mucho blog, pero al final, eso: cuatro mansos gatitos. Inofensivos, incapaces de salir a la calle o de generar ningún efecto tangible más allá de una tormenta en ese vaso de agua que el Partido Popular ha asumido que es la red. Una red a la que, simplemente, ni prestan atención. ¿Para qué iban a hacerlo?

Detrás de las últimas decisiones del Partido Popular, las que han dado a la ministra González-Sinde el balón de oxígeno que tan desesperadamente necesitaba y que han servido para que vayamos a seguir teniendo canon en edición corregida y aumentada, están los cálculos de Lassalle que afirman que, en realidad, el coste político de algo así va a ser simplemente despreciable. Frente a quienes opinan que la red, cada vez más generalizada en su uso, se convierte en un pulso cada vez más legítimo de la opinión y las tendencias de la sociedad; el Partido Popular, ese que aspira a gobernar nuestro país dentro de poco tiempo, cree que es algo que, en función de sus cálculos, no merece ser tenido en cuenta.

Ya lo sabes: cuatro gatitos. Esa es la mentalidad. Mañana diréis que somos cinco o seis.

See more at www.enriquedans.com

«La piratería no existe» de Juán Gómez-Jurado

Fuente [+]

Soy creador. Escribo novelas, y este –junto al periodismo- es mi único modo de vida. Mis dedos presionan medio millón de veces las teclas de este Mac, y como resultado se produce un archivo de texto que, una vez editado y corregido, se convierte en un libro que se traduce a decenas de idiomas. Mi familia y la hipoteca de mi casa dependen de mis derechos de autor. Según muchos medios de comunicación, y según muchos talibanes del todo gratis, eso me alinearía instantáneamente en las filas de los que defienden ese horror legislativofalazinútil conocido como Ley

Sinde, que se va a aprobar contra la voluntad de cientos de miles de ciudadanos.

Eso es mentira, y gorda.

Es una más de las que llevan apareciendo en los medios durante años, especialmente durante los últimos meses. Dicen que los españoles son piratas, que va en nuestra idiosincrasia, esa famosa picaresca tan tópica y desacertada como pintarnos a todos con el traje de luces y la paellera debajo del brazo.

Para empezar, es falso que España sea el país más pirata del mundo. De hecho en software, por ejemplo, ocupamos el puesto 79, según una encuesta de la BSA, y en cuanto al resto, los estudios de la International Intellectual Property Alliance achacan un nivel de “piratería” del 20%. ¿Cómo se conjuga eso con que haya que pagar el canon en el 100% de los casos?

Tampoco es real que la piratería esté matando el cine, cuya recaudación ha crecido a buen ritmo en los últimos diez años, al igual que el resto de contenidos.  También es falso que yo tenga derecho a vivir de mi obra. Lo que tengo derecho es a intentarlo.

Sí, es cierto que las nuevas tecnologías hacen desaparecer el modelo de negocio basado en soportes físicos cerrados, lo cual es normal -también desaparecieron los fabricantes de carretas cuando Karl Benz inventó el automóvil-. No, no es cierto que las páginas de descargas tengan la culpa. ¿Acaso no es patente la incoherencia que existe por parte de la industria entre acusar a las páginas de descargas de “forrarse” y no intentar hacer lo mismo?

No defiendo las

páginas de descargas, pues aunque sean legales no es justo que haya quien se aproveche del trabajo ajeno. Pero no son ellas la causa de todos los males, ni mucho menos quienes las usan ladrones y proxenetas, tal y como les llaman algunos -exiliados en Miami por causas fiscales-. Por cierto, para ellos el recordatorio de que para exigir al gobierno habría que empezar por pagar impuestos aquí como hacemos los demás.

El mayor problema que existe en el mercado en español es la ausencia de flexibilidad, de ganas de crecer y de adaptarse. En una palabra, y tal como Amador Fdez-Savater percibió en su cena con la ministra, sobreabundancia de miedo. Miedo a perder el status quo, la cadena alimenticia ante un cambio de paradigma. Y sin embargo tenemos ejemplos a nuestro alrededor de que si damos un paso adelante ocurrirá justo lo contrario.

Miremos a Estados

Unidos, donde se han creado tres modelos de negocio impecables y de éxito abrumador. KindleiTunesNetflix. El primero es una librería virtual que vende 775.000 títulos con precios en torno a los 7 euros para las novedades, mucho más baratos e incluso gratis para los libros de fondo de catálogo. Los libros se descargan en 30” con un solo clic en el propio dispositivo, que incluye 3G gratis. El segundo –único que opera en España- es, desde hace diez años, la referencia indiscutible en la música, habiendo vendido más de 10 mil millones de canciones. Y el tercero es un videoclub virtual con tarifa plana por 6 euros al mes. Para muestra de su éxito, baste decir que los mandos a distancia de los televisores que se venden en EEUU llevan desde 2011 un botón para acceder a Netflix de serie.

¿Qué tienen en común estos servicios? Lo más importante de todo es su sencillez. Una vez registrado en el servicio, no hay que hacer nada más. Los cobros se realizan por tarjeta de crédito, con total comodidad. Las descargas son instantáneas, y la

calidad está garantizada. Las películas se ven en streaming, y están siempre disponibles. Los libros están editados por casas de primer nivel. La música no lleva protección anti copia, o DRM.

A esto hay asociado un factor precio, muy importante. Conscientes de que en la era digital la competencia es mucho más dura, los norteamericanos han buscado a la perfección el “sweet spot”, ese lugar donde interseccionan las ganas del consumidor de poseer algo rápido cuanto antes sin molestarse en buscarlo por Internet y obtenerlo con mala calidad, y la resistencia a soltar la pasta. En otras palabras, un precio justo. O sea, lo opuesto a lo que plataformas como Libranda –cuyo único objetivo, como señala Juan José Millás, parece ser no vender libros- están haciendo.

De nuevo, el miedo. DRM y precios altos. Que mis distribuidores no se enfaden. Que mi cuenta de resultados no se resienta. Que la gente haga lo que yo digo porque cierro los ojos muy fuerte y lo deseo mucho. Y si los consumidores tienen otras ideas…

Que el gobierno proteja mis derechos inalienables, contra viento y marea.

En lugar de crear modelos de negocio funcionales, nos dedicamos a blindar el status quo con leyes absurdas, e insultar a nuestros mejores clientes. Llamarles piratas, sinvergüenzas y ladrones. ¿Quién creen ustedes que invierte 200 euros en un lector de ebooks, alguien que no lee? Al contrario, alguien que gasta tanto al año en libros que sabe que le acabará compensando la inversión. Y si no es capaz de encontrar contenidos interesantes de pago, los conseguirá por otras vías, con lo que de no conquistar a esta persona habremos perdido de un plumazo a un consumidor clave. Lo mismo sucede con los aficionados al cine y a la música, que llevan años haciéndolo así.

El mayor reto que tiene que superar la industria cultural en nuestro país es vencer el miedo y comprender que los piratas no existen. Tan sólo personas que quieren consumir cultura y que por desgracia hoy en día no encuentran alternativas

razonables. Y a lo gratis sólo puede ganarle lo sencillo. Desde luego no leyes mordaza, retrógradas, que sirven tan sólo a los intereses de unos pocos.

Por último, una reflexión como creador. Nadie llega a crear nada que merezca la pena sin haberse empapado de los que soñaron antes que él. Alejandro Sanz, en ese barrio obrero de Moratalaz que nos vio nacer a Penélope Cruz, a él y a mí, tuvo que copiarse muchas casetes en su adolescencia, igual que yo me sentaba en un rincón en la FNAC de Callao los sábados por la mañana y leía por la cara decenas de novelas que me han ayudado a ser el escritor que soy.  Vivimos el advenimiento de un cambio de modelo que está dando como resultado la era más luminosa de la humanidad, y ahora mismo hay centenares de adolescentes en nuestras calles que llevan dentro de si el potencial para ser los cantantes, los escritores y directores del mañana. Ellos también están descargando. No paréis nunca de hacerlo, ni de soñar. Y a quienes soñamos primero, os digo: dejad de tener miedo y abrazad el futuro de una vez por todas.

5 propuestas para el

 

crecimiento digital

1. Creadores, abrid los ojos. Aprendamos nuestros derechos y las opciones disponibles para monetizar nuestro esfuerzo, que no son siempre las tradicionales. Internet es, ante todo, nuestro mayor portal de exposición, y el mayor mercado del mundo. Y aquellos que navegan por él no son ladrones, sino personas como nosotros, tan dignas como nosotros aunque su trabajo brille menos que el nuestro.

  1. Ejecutivos de la industria, estudiad los modelos que funcionan. No infravaloréis a vuestro público. No deis cosas por supues

    tas. La España de pandereta ya no existe. Vuestra nueva audiencia es el ciudadano digital, y este no tiene el toro encima de la tele, entre otras cosas por que es extraplana, ya no cabe. Buscad economías de escala, mejor vender cien mil copias a un euro que mil copias a diez. Y por encima de todo, no compliquéis las cosas intentando que no copien. Lo harán igual, pero si es difícil lo que no harán será comprar.

  2. Consumidores, tened presente que copiar no es robar, pero también que hay alguien detrás de los productos que nos hacen felices. Hay un escritor detrás de los libros, y todo un elenco detrás de una película. Si es posible y hay una alternativa sencilla a un precio razonable, cómprala. Mientras lo permita tu economía, opta por lo original. Y por favor, no digas que una película o un libro son caros para luego bajar al bar y tomarte tres mojitos a 5 euros cada uno.
  3. Políticos, cread programas para ayudar a los autores a monetizar sus contenidos. Incentivad la creación de modelos de negocio novedosos. Luchad contra el IVA del 18% en las descargas, contra leyes como el precio único. Reformad la ley de la Propiedad Intelectual desde cero. Abolid el canon digital.
  4. Para todos, no insultemos. Intentemos ponernos en el lugar del otro, pues en la actual tesitura todos tienen parte de razón. Y sobre todo, escuchemos, debatamos y reflexionemos. Que no nos cuelen más mentiras y gordas.

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) es periodista y escritor. Pasó por las redacciones de Canal +, ABC, Cadena SER y la Cadena Cope. El éxito internacional de sus novelas (Espía de Dios, Contrato con Dios y El Emblema del Traidor), traducidas a más de cuarenta idiomas, le han llevado a centrarse en su carrera como narrador. Hollywood prepara ya la adaptación de su segunda novela. Puedes seguirlo en Twitter.

 

Rajoy es un hipócrita

Una noticia de hace un par de días:

Rajoy quiere rebajar ahora la pensión a sus señorías

Propone eliminar los complementos que cobran diputados y senadores

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció ayer que llevará al Congreso una propuesta para revisar el sistema de pensiones de los diputados y los senadores con el fin de “eliminar” cualquier “privilegio” con respecto al resto de los ciudadanos. Los diputados sólo necesitan cotizar 11 años para cobrar la pensión máxima, sin embargo, un ciudadano debe cotizar un mínimo de 35 años. De estos complementos se han beneficiado hasta ahora unos 80 de los 3.600 parlamentarios desde 1978.
El PP pretende que esta iniciativa se aplique a partir del momento en que entre en vigor y no con carácter retroactivo. Quiere lanzar el mensaje de que en plena crisis los políticos deben apretarse el cinturón. De hecho, es consciente de que esta medida no supondrá un gran ahorro para las arcas públicas.
La iniciativa supone un cambio de postura. El PP respaldó en todo momento este complemento desde que se instauró en 2006. Hace menos de un mes reiteró ese apoyo. Rosa Díez, líder de UPyD, envió una carta reclamando la eliminación de los suplementos. Las mesas de ambas cámaras, en las que se sienta el PP rechazaron la propuesta.

 

La noticia de hoy es esta:

 

PSOE y PP rechazan eliminar la pensión vitalicia a los ex presidentes del Gobierno

Los grupos minoritarios comparan ese privilegio con el complemento de pensiones de los diputados, que sí se eliminarán

Los ex presidentes del Gobierno seguirán cobrando 82.000 euros al año durante toda su vida, según ha decidido hoy el Congreso. Tanto el Grupo Socialista como el Grupo Popular han frenado una Proposición de Ley presentada por IU, sobre incompatibilidades de parlamentarios y altos cargos, en la que se ha incluido el debate sobre si Felipe GonzálezyJosé María Aznar debe cobrar el sueldo vitalicio del Estado, pese a tener sueldos en empresas privadas.
Los grupos pequeños se han mostrado de acuerdo en regular los casos en que los antiguos inquilinos de La Moncloa deben recibir esa pensión vitalicia. El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, cree discutible que ese sueldo pueda ser vitalicio o temporal, pero cree que lo que lo que no admite discusión es que es incompatible con un sueldo privado.
La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido que los expresidentes tengan un estatus especial. «Son ex presidentes, se trata de una institución que merece prestigiarse, siempre hay que tener un reconocimiento».
También el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, también se ha mostrado partidario de mantener le pensión para los ex presidentes y de no modificar la legislación vigente.

 

El hipócrita de Rajoy quiere asegurarse que después de su casi seguro mandato potenciado por propuestas engañosas como la regulación de las pensiones a los políticos, su pensión abusiva e injusta quede intacta.
Después de un trabajo de oposición vergonzoso, patético e inútil, quiere estar seguro de que por no hacer nada, y después de 4 años haciendo lo mismo que hacen ahora “los otros”, pero de otro modo (espero que haga algo mejor) su pensión de 82.000€ vitalicia quede intacta!!!

Escuchar las propuestas de rebaja de pensiones el otro día me ilusionó, sinceramente pensé que, bueno a lo mejor se podía sacar algo positivo de que el individuo Rajoy, suba al poder…
ahora solo me da vergüenza ajena!