Enredando… Análisis las redes sociales.

Amplify’d from www.lavanguardia.es
Una investigación realizada por The Wall Street Journal, ha concluido que desde aplicaciones residentes en Facebook se transmite información de usuarios a terceras empresas desarrolladoras de aplicaciones publica
Una investigación realizada por The Wall Street Journal, ha concluido que desde aplicaciones residentes en Facebook se transmite información de usuarios a terceras empresas desarrolladoras de aplicaciones publicadas en la red social más conocida del mundo.

¿Y qué hay de nuevo en ello? Sería noticia que Facebook anunciara su voluntad de no repetir estas situaciones; sería noticia ofrecer mecanismos para que, de forma sencilla y efectiva, todo aquel con interés en desaparecer de internet pudiera conseguirlo de forma fácil y rápida; sería noticia escuchar la incorporación de herramientas facilitadoras del borrado de información pasada, o incluso, sería noticia una declaración donde Facebook mostrase un objetivo claro y definido, con fecha de ejecución, para dejar de recoger datos de sus usuarios o para dejar de ceder información, sin autorización previa, a terceros.

Mientras esto no sea así, pienso que no es noticia, o no es una noticia relevante anunciar que desde Facebook se transmite información de las cuentas de usuarios a aplicaciones de terceros publicadas en esta red social. No por ello resta méritos a la brillante investigación realizada.

El perfil tiene un precio
La información es poder y cuanta más información, mayor será el poder, económico sí, pero no único. ¿Qué cuesta a los usuarios de las redes sociales que entiendan y comprendan que cuanta más información hagan pública, ya sea de su persona, aficiones, lugares visitados o círculo de relaciones y fotografías, mayor poder van adquiriendo las redes sociales gratuitamente?

¿Qué le cuesta al usuario comprender que cuanto mayor es el volumen de información incluído en esta y otras (pero hoy nos ocupa esta) redes sociales, cuantos más detalles conozcan de distintos perfiles de usuarios, mayor será el precio que se obtendrá por estos datos?

Las redes sociales han nacido como un gran negocio haciendo creer al público que nacían con el objetivo de hacer un bien social. Y todos lo creemos, algunos menos que otros.

Las redes sociales –dicen (y suena bien)– acercan a las personas con o sin afinidades, permiten compartir, unir, narrar, explicar, ver y revivir de forma virtual con detalle experiencias únicas o colectivas. Sí, es cierto, pero en el fondo, fondo, Facebook es el gran negocio de unos pocos: concentra a millones de usuarios de los cuales recopila información y después ofrece su plataforma a terceros desarrolladores de aplicaciones que son reproducidas desde sus páginas. Estos contenidos son suficientemente atractivos para que miles de usuarios accedan y compartan más ratos de ocio (ya sean juegos en línea, música, vídeos, etc.), traspasen información entre la red social y las aplicaciones de sus socios de negocio (siempre son terceras empresas…) sin que el usuario pueda percibirlo, sin control y sin reconocimiento previo. Provocado el percance, casualmente siempre es tratado como parte de un error informático. Es prácticamente imposible controlar la transmisión de información a terceros y a priori, no es fácil detectarlo como usuario.

¿Qué obtienen a cambio las redes sociales? Elevadas compensaciones económicas, publicidad, contenidos, trafico, clics… La tecnología avanza a pasos agigantados de forma que un día recibes un correo de una empresa desconocida que te anuncia la posibilidad de contratación de un portal de música o juegos en línea y en muchos casos nadie se para a pensar si esa era una preferencia del perfil de Facebook o si fue debido a una conexión voluntaria.

Un gran negocio piramidal

Cada cierto tiempo los propietarios –accionistas de las plataformas de redes sociales– filtran notas de prensa informando de cuánto ricos son desde su inicio, cuánto dinero han ganado y cuántos ingresos tienen previsto ganar a corto plazo. Es una espiral que a menudo recuerda a un negocio piramidal: a mayor generación de interés, mayor captación de usuarios, mayor cantidad de datos y mayor poder en sus manos. O lo que es lo mismo, mayores ingresos económicos.

Los propietarios de redes sociales se presentan como emprendedores, dicen ser importantes y cuanto más se repite en todos los medios, crece el número de conexiones, altas de usuarios o tráfico de red; las compensaciones económicas que reciben son incalculables, exorbitantes, casi infinitas. Siempre asociadas al número de usuarios enganchados a su red. Usuarios con limitaciones para controlar qué ocurre, de verdad, con sus datos. Nadie asegura que la información será borrada, eliminada y destruida. No interesa.

La existencia de terceros que recogen datos de usuarios pertenecientes a redes sociales no es una novedad, probarlo técnicamente supone un gran trabajo, conseguido únicamente mediante las herramientas adecuadas para el análisis previo.

No es cuestión de ir a contracorriente, pero tampoco dejarse arrastrar llena de satisfacción. Existen otras formulas más seguras de compartir información entre amigos que no sea perteneciendo a una red social.

¿Cuántos serán los usuarios que decidan no ser enredados? Una red es un conjunto de hilos tejidos que sirve para pescar peces una vez se han enganchado, nunca mejor definición.Read more at www.lavanguardia.es

 

Facebook: politica de privacidad y protección de datos.

Ayer por accidente me encontré con un documento en el que alertaban de lo preocupante de la política de protección de datos de Facebook (la cual todos aceptamos al darnos de alta).

Aquí os dejo el enlace por si queréis leerla [+], aqunque os comento que no es la única fuente.

En el artículo básicamente comentan que Facebook, cuando cuando aceptas su política de privacidad y condiciones de uso se está reservando el derecho de hace rlo que quiera con tu información.

Al principio, yo no me lo podía creer, no obstante, haciendo ejercicio de mi desconfianza a facilitar información por internet, borré cualquier detalle que pude publicar en mi perfil. Como el tema es algo que me preocupa, me he molestado en informarme un poco y me he descargado la política de privacidad de Facebook y sus condiciones de uso y sinceramente los resultados han sido preocupantes. Os adjunto algunas de las cosas que dicen en sus documentos, no tiene desperdicio y os recomiendo que os los miréis.

Empezamos por algo suavecito y luego ya veréis.

…Cuando utilizas Facebook puedes establecer en tu perfil personal varios tipos de relación, enviar mensajes, realizar búsquedas y consultas, formar grupos, crear acontecimientos, añadir aplicaciones y transmitir información a través de varios canales. Nosotros recopilamos toda esa información para, de este modo, poderte proporcionar este servicio y ofrecerte funciones personalizadas…


…Facebook también puede recopilar información sobre ti de otras fuentes como periódicos, blogs, servicios de mensajería instantánea y de otros usuarios cuando éstos utilicen algún servicio de Facebook (ej. etiquetas de fotos) para así proporcionarte información más útil y una experiencia más personalizada…


…La información de perfil es usada por Facebook principalmente para mostrártela de nuevo…


…Tu nombre, nombres de red y la foto de perfil en miniatura estarán disponibles en las búsquedas a través de la red de Facebook y, ciertas partes de información restringida, podrían ser puestas a disposición de motores de búsqueda externos…


…Es posible que Facebook utilice información de tu perfil sin identificarte individualmente ante terceros…


…Podemos utilizar información sobre ti que recopilemos de otras fuentes incluyendo, entre otras, periódicos y fuentes de Internet como blogs, servicios de mensajería instantánea, la plataforma de desarrolladores de Facebook y otros usuarios de Facebook…


…Compartimos tu información con terceros sólo en circunstancias limitadas cuando creamos que compartirla es 1) razonablemente necesario para ofrecer el servicio, 2) obligatorio por ley o, 3) permitido por ti…
…Podemos suministrar información a proveedores de servicios para que nos ayuden a acercarte los servicios que ofrecemos…


…podemos utilizar a terceros para … procesar pagos de productos o servicios…


…nuestros proveedores de servicio pueden acceder a tu información personal…


…Además, podemos compartir una cuenta u otra información cuando creamos que esto es necesario para cumplir la ley, para proteger nuestros intereses o propiedad…

…Por fijando el Contenido de Usuario a cualquier parte del Sitio, usted automáticamente concede, y usted representa y garantiza que usted tiene el derecho de conceder, a la Empresa un irrevocable, perpetuo, no exclusivo, transferible, totalmente pagado, por todo el mundo licenciar (con el derecho a la sublicencia) para usar, copiar, públicamente para funcionar, públicamente para mostrar, reformatear, traducir, el extracto (en el todo o en parte) y distribuir tal Contenido de Usuario para cualquier objetivo, comercial, la publicidad, o de otra manera, sobre o en la conexión con el Sitio preparar los trabajos derivados de, o incorporarse en otros trabajos, tal Contenido de Usuario, y conceder y autorizar las sublicencias del anterior…

La información que continúa es aplicable a cualquier red social:

Bueno que puedo deciros ahora. sencillamente que opinéis por vosotros mismos. Es curioso esto de las redes sociales ya que pueden convertirse en tu peor enemigo. A continuación os pongo un enlace de una la web “Asociación de internautas” donde cuentan esta historia.

Cuando los padres llegan tarde a las Redes Sociales…

Con frecuencia, padres o madres de familia, lectores de alguno de mis libros, me envían mensajes de correo electrónico donde me cuentan, angustiados, un problema relacionado con el uso que han hecho sus hijos de Internet. Recientemente una madre me escribió pidiéndome que le respondiera “urgentemente”. Me preguntaba cómo podía quitar una foto que había de su hija de 15 años en la red social Tuenti (en la que aparecía en ropa interior) y cómo además podía retirarla de todos aquellos ordenadores en los que se la hubieran descargado. Seguir leyendo más [+]


Es conveniente leerlo, sobre todo para aquellos que tienen hijos o familiares que no son conscientes de los peligros de las redes sociales. Este es un tema de actualidad, si no me equivoco a estado el los informativos recientemente. Sinceramente creo que merece la pena concienciar a la sociedad del riesgo que se corre con este tipo de herramientas usadas de un modo irresponsable, obviando los generados cuando la empresa utiliza tu información.

El problema está claro, es nuestro, es nuestra responsabilidad no leernos los acuerdos de privacidad y demás cada vez que nos registramos en una web, pero siempre estamos a tiempo de deshacer nuestros errores.

mi consejo es:

Borra tu información de Facebook y da de baja tu perfil.